Cómo tratar el sarpullido en la piel de tu bebé

Comment

Mama Primeriza


El sarpullido es muy común en la mayoría de los bebés recién nacidos. Puedes reconocerlo porque tiene la forma de pequeños bultitos o ampollas de color rojo que aparecen en la piel. Las zonas más frecuentes para la aparición del sarpullido son la frente, el cuello, el pecho, la entrepierna y las nalgas.

Cuando un bebé tiene sarpullido es porque algunas zonas están muy expuestas al calor, por eso lo común es que aparezca en los pliegues de su cuerpecito. Si ves que tu bebé lo presenta, no te preocupes porque te daremos algunos tips para evitarlo y tratarlo sin complicarte, de una manera sencilla y económica.

Tips para evitar el sarpullido:

  • Mantén a tu bebé siempre fresco, con ropa holgada y delgada, sobre todo en verano.
  • En lo posible, que las prendas de tu bebé sean de algodón.
  • Utiliza un poco de almidón de maíz en los pliegues de la piel de tu bebé, es mejor que el talco que a veces tiene muchos químicos.
  • En días muy calurosos, que tu bebé se quede en casa o en un lugar con sombra.
  • Que tu bebé tome mucho líquido para que se mantenga hidratado.
  • Toca y revisa si la piel de tu bebé está demasiado caliente, para controlar su calor.

¿Cómo tratar el sarpullido?

  • Refresca la piel de tu bebé, quítale la ropa y llévalo a un ambiente con aire o sombra.
  • Acomódalo sobre una toalla suave de algodón para que la tela absorba su transpiración.
  • Pon paños húmedos fríos sobre las zonas en las que tiene sarpullido. No uses cremas sobre las ampollas ya que podrían empeorar.
  • Los baños con agua tibia y dos cucharaditas de bicarbonato de sodio ayudan mucho a la desaparición de las ampollas.
  • Deja que la piel de tu bebé se seque sola, no lo seques con toalla.
  • Si tienes un ventilador a la mano, úsalo durante la noche cerca del cuarto de tu bebé pero no de forma directa hacia él para que el ambiente esté ligeramente ventilado y fresco. También puedes abrir un poco las ventanas, solo para que entre una brisa suave al cuarto de tu bebé.

Verás que si practicas estos consejos con regularidad, el sarpullido desaparecerá de la piel de tu bebé rápidamente.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *