Qué hacer cuando los hermanos pelean

Comment

Mama Primeriza


¡Él empezó! ¡Me miró feo! ¡Se burló de mí! ¡Puso mi juguete en su boca! Son algunas de las palabras utilizadas por nuestros pequeños cuando se enfrascan en un conflicto entre ellos. Muchas mamitas no saben qué hacer cuando los hermanos pelean debido a tratarse de un tema muy delicado dentro de la convivencia familiar. ¿Tus angelitos discuten mucho? Sigue estos consejitos para actuar de la mejor manera en estos casos.

– Deberás comenzar ejerciendo de juez en el conflicto, evitando en primera instancia meterte en el problema. Facilita la comunicación entre ellos por unos minutos, en caso no exista una solución viable entonces será el momento de poner orden. Escucha a ambas partes, no los interrumpas y déjalos exponer sus puntos de vista con mucha atención. Finalmente haz un resumen de la situación y ayúdalos a alcanzar una solución viable para ambos.

– ¿Qué hacer cuando uno de nuestros hijitos sí tiene la culpa? Recuerda, los pequeños tienden a ser muy celosos, por ello evita hacer comparaciones cuando ocurran estas situaciones. Deberás llevar aparte a tu angelito y de manera muy sutil explicarle cuáles fueron sus errores en el conflicto. El tono de tu voz tiene que ser conciliador, por ejemplo diciendo: “A veces tu hermano quiere jugar contigo y otras no, debes respetar su espacio”.

– ¡No aceptes las acusaciones por nada del mundo! Si en algún momento, alguno de tus angelitos viene a contarte que su hermanito está haciendo algo indebido, enséñale que si bien es cierto lo hecho por el pequeño no es correcto, tampoco aceptarás que uno de ellos trate de perjudicar a su hermano. Eso sí, la excepción se encontrará en caso uno de ellos se encuentre en peligro de hacerse daño. En estos momentos, tus hijitos sí deberán decirte lo que está haciendo el otro angelito.

– Mamita, es verdad que debes enseñarles a no discutir entre ellos, sin embargo también deberás entender sus sentimientos y ponerte en sus lugares. Sienta en tus piernas a tus hijitos, explícales que comprendes a la perfección cómo se sienten. Si uno de ellos quiere jugar primero con un muñequito, deberás hacerle ver que tú también desearías utilizarlo cuanto antes, pero que primero deberá ser paciente para tenerlo después de su hermanito.

– Mamita, puedes prevenir estas situaciones enseñando diversos valores de manera previa, priorizando el respeto entre ellos mismos, decirles cuándo reconocer sus errores y pedir disculpas. Estimula la comunicación entre ellos y, lo más importante, establece normas a respetar. Con todo ello podrás tener un mejor control sobre estas situaciones. No olvides, con mucha paciencia y cariño evitarás mayores conflictos entre tus angelitos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *