Identifica si tu hijo tiene asma

Comment

Mama Primeriza


Uno de los problemas que pueden presentar nuestros hijos durante su infancia es padecer de asma. Cuando el pequeño es diagnosticado con esta enfermedad crónica, la reacción natural de los papis puede ser de pánico, con mayor razón si no estaban prevenidos de cuáles son los síntomas que acompañan este malestar. Por lo mismo, identifica si tu hijo tiene asma con las instrucciones que te brindaremos.

Lo que debes saber es que la forma de presentarse esta enfermedad puede ser tanto esporádicamente como de manera súbita. Hay casos en los cuales poco a poco el niño va presentando síntomas, sin embargo, él ni la madre tienden a preocuparse demasiado. Lo mejor es estar atentos a estos casos porque los síntomas irán apareciendo de manera progresiva. Mientras más rápido apliques los remedios, será mucho mejor.

Es típico ver a un niño con inicios de asma siendo afectado por diversos factores que al ojo humano pueden parecer inofensivos. Por ejemplo, constantemente sufren la sensación de ahogo o falta de aire. También pueden mostrar de manera progresiva una tos seca, la cual carece de mucosidad.

Mamita, en la voz de tu angelito también puedes darte cuenta si está padeciendo los primeros síntomas del asma. Si de su boquita salen “pitos” o sonidos agudos al hablar, entonces deberás verlo inmediatamente para descartar cualquier enfermedad o, en el peor de los casos, iniciar rápidamente un tratamiento.

También es común la sensación de tener un peso dentro del pecho, el cual le genera una opresión que no deja respirar tranquilamente. Además, si tu hijito tiende a practicar deportes, un indicio radica en el hecho de detenerse durante el ejercicio mientras sus compañeros continúan con la rutina. Esto convérsalo con tu pequeño porque tal vez no sea cansancio, sino el sentimiento de ahogo.

Todos estos síntomas tienen su origen en los bronquios, los cuales durante una crisis de asma tienden a estrecharse. Mami, debes recordar que estos conductos tubulares son los mismos que trasladan el aire desde la nariz hasta los pulmones. Cuando estos terminan estrechándose, no dejan el libre tránsito del mismo.

Existen otros casos donde aparece sin presentar síntomas previos ni progresivos; el ataque se manifiesta de un momento para otro. Si bien es cierto no se debe presentar mayor alarma ante estos casos, no se puede dejar de tener un chequeo constante del pequeño debido a que puede significar un mayor grado en cuanto a los síntomas que presente.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *