Ejercicios para la futura mamá

Comment

Mama Primeriza


Si estás embarazada, debes cuidar tu cuerpo al máximo desde un inicio, ya que tu bebé absorberá todos los nutrientes que necesite para su formación a través del cordón umbilical y permanecerá en tu vientre durante nueve meses. A diferencia de lo que la mayoría de personas cree, realizar ejercicios durante el embarazo no es malo, algunos ejercicios son muy buenos para eliminar el estrés o la ansiedad que podrían afectarte a ti y a tu bebé.

Los médicos especialistas recomiendan realizar ejercicios que no impliquen mucho esfuerzo pero que ayuden a mejorar la respiración, el funcionamiento del corazón y a estirar los músculos para tener mayor flexibilidad en el parto. Aquí te sugerimos algunas alternativas:

Ejercicios buenos para el corazón

  • Caminatas: Lo ideal es realizar caminatas de 20 a 30 minutos y como mínimo 3 veces por semana a un ritmo moderado. Las caminatas son ideales para evitar el sedentarismo en la época del embarazo, mejoran tu respiración, mejoran tu flexibilidad y además ejercitan tu corazón para el día del parto.
  • Natación: Este deporte tiene muchos beneficios.  Es una excelente recomendación médica que ayuda a mejorar el funcionamiento del sistema cardiovascular y a trabajar los músculos de las piernas y los brazos.
  • Aeróbicos suaves y baile: Puedes practicar baile en casa con la ayuda de un video de coreografías que tengan rutinas y movimientos suaves que no pongan en riesgo la salud tuya o de tu bebé.
  • Bicicleta: Con el fin de cuidar a tu bebé, puedes utilizar solamente una bicicleta estacionaria. Si la tuvieras, puedes usarla durante 30 minutos a un ritmo lento, no olvides hidratarte cada vez que lo necesites. Este es un buen ejercicio cardiovascular que te ayudará a quemar calorías.

Ejercicios para ayudarte a relajarte y tener flexibilidad para la hora del parto

  • Estiramiento: En tu caso lo más recomendable es que puedas realizar algunos ejercicios de estiramiento sobre una colchoneta colocada sobre el piso para que tengas la comodidad de estirar las piernas con mucho cuidado. Puedes estirar los brazos hacia arriba o hacia abajo  y luego las piernas, primero una y luego la otra. Recuerda combinar estos ejercicios con una buena respiración.
  • Yoga: Este tipo de ejercicios no ejerce mucho impacto de fuerza sobre las articulaciones;  ayuda a darte flexibilidad y fortalecer los músculos de brazos y piernas. La idea de practicar el yoga es encontrar un equilibrio corporal y espiritual que te permita aprender a relajarte tú misma, lo que será de mucha ayuda al momento del parto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *