Disfruta un día de spa en casa

Comment

Mama Primeriza


Mamita, muchas veces por tiempo o presupuesto, te olvidas de consentirte y cuidar tu apariencia, dejando de ir a alguna peluquería para hacerte las manos, el facial, un buen reacondicionamiento de cabello u otro servicio especial que nos encanta a las mujeres.  Ahora ya no habrá pretextos para descuidar tu aspecto personal, así que disfruta un día de spa en casa con los mejores consejos brindados por el equipo de La Mejor Mamá.

Primero, ambienta el espacio donde disfrutarás de tu día de spa, para que no tenga nada que envidiar a las peluquerías. Puedes usar varias velitas aromáticas para dar esa sensación de confort y puedas relajarte con sus riquísimos aromas. Ubícalas en lugares altos y trata de juntar varias para perfumar todo el lugar. También, debes estar cómoda utilizando ropa suelta, por ejemplo es recomendable utilizar una bata.

Selecciona los engreimientos de tu preferencia, empecemos por la pedicure. En un recipiente grande, coloca agua tibia, unas gotas de jabón líquido con olor agradable y pétalos de rosa. Luego remoja tus pies durante unos 15 minutos y finalmente retíralos, sécalos bien y échate crema hidratante, verás lo suaves que terminan.

En el caso de las manos, remójalas también en agua tibia, luego sécalas y hazte masajes con la crema para poder suavizarlas. Para las manos y los pies debes limar tus uñas, aplica el color de esmalte de tu preferencia y séllalo con brillo. Tendrás unas uñas hermosas que no dejarás de mostrar.

Es turno del rostro, sujeta bien el cabello y de preferencia usa una vincha de tela. Para poder realizar un facial que dejará tu piel reluciente, solo necesitas media palta, una cuchara de miel y de aceite de oliva. Debes aplastar la palta hasta que quede una masita, luego agrégale la miel y el aceite de oliva.

Lleva la mezcla a tu rostro y cuello por unos 15 o 20 minutos y retírala con agua tibia. Aplícate la mascarilla una vez por semana para un mejor resultado y verás cómo tu piel queda suave.

Para terminar tu día de relajación, llegó el momento de engreír a tu cabello. Solo necesitas dos cucharadas de miel y tres de aceite de oliva, mezcla los ingredientes en un tazón pequeño y aplícatelo sobre el cabello y cuero cabelludo, realizando masajes circulares. Déjalo por 30 minutos y luego lávalo con tu champú de siempre. Tanto la miel como el aceite de oliva darán un brillo natural a tu cabello.

Consejos para cuidar y relajar tus pies

Durante el embarazo, los pies soportan más peso del habitual y es común que presenten dolor e inflamación. Por ello, debes cuidar tus pies para contrarrestar estos síntomas y sentirte siempre linda en todo tu embarazo.

No uses zapatos de tacón alto ya que harán que adoptes una postura incómoda en esta etapa del embarazo. Si lo haces, te expones a algún accidente y tendrás un fuerte dolor de espalda. Utiliza zapatos bajos, pero que no sean completamente planos porque no favorecen el equilibrio.

Los zapatos con pasadores o hebillas tampoco son recomendables en una etapa avanzada del embarazo donde te será difícil agacharte para ajustar los pasadores. Mejor que sean zapatos abiertos y de un material cómodo.

Cuando uses medias, que estas sean delgadas y de algodón. Así, permitirás que tus pies “respiren”. Las más recomendables son las que llegan a la altura del tobillo, ya que son las que menos ajustan las piernas.

Otro consejo para tener unos pies saludables es que cambien con frecuencia de zapatos, no más de dos días seguidos con los mismos porque tus pies deben descansar de la misma horma de zapato para evitar molestias o inflamaciones.

Por último, puedes refrescar a diario tus pies de una forma muy sencilla. Sumérgelos en agua tibia por las noches. Luego, aplícate alguna crema hidratante y hazte un suave masaje. ¡Tendrás los pies renovados al día siguiente!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *