Consejos para cuidar tus pestañas y uñas

Comment

Mama Primeriza


Mamita, sabemos que a ti te encanta darte esos gustitos tan agradables para las mujeres. Uno de los aspectos de mayor cuidado dentro de la belleza femenina se encuentra en las pestañas. Los ojos son el reflejo del alma y tú quieres mantenerlos de la mejor manera para lucir radiantes, obteniendo una mirada irresistible en las personas. Por ello, toma nota de los consejitos para cuidar tus pestañas.

–          En todo momento deberás mantener limpias tus pestañas. Mamita, este es un paso fundamental para que puedan crecer sin ninguna complicación. Por lo mismo, evita de cualquier manera acostarte sin antes haberte desmaquillado esa zona de los ojos. En caso no cumplas esta parte, conseguirás unas pestañas quebradas debido a encontrarse endurecidas por la máscara.

–          Otra manera de mantener totalmente aseadas tus pestañas es con alguna loción para aplicar al momento de desmaquillarte. Lo único que debes hacer es empapar un pedazo de algodón con el ingrediente para quitar los cosméticos. Aplícalo suavemente sobre la zona indicada hasta quedar totalmente limpia.

–          La alimentación también es un aspecto importante para el mantenimiento de tus pestañas. Las comidas ricas en silicio juegan un papel crucial en este cuidado que debes realizar. Este elemento lo puedes encontrar en alimentos como arroz, aceitunas, espárragos y avena, los cuales puedes consumirlos de manera moderada durante la semana. Si gustas, con realizarlo tres veces durante siete días será suficiente.

–          Por todos los medios deberás evitar sufrir de estrés. Aunque tú no lo creas, llenarte de malas vibras producirá un gran daño a tu cuerpo. No solamente causa estragos en la salud, sino que conlleva a tener una mala nutrición. Si tu alimentación no es óptima, entonces estarás alentando a la caída del pelo, y posteriormente de las pestañas.

–          El clima también es un factor a tomar en cuenta. Las pestañas tienden a debilitarse cuando se encuentran expuestas por demasiado tiempo a los rayos solares. Antes de salir de tu casa verifica si el día se encuentra caluroso o no. Si el caso es afirmativo, deberás evitar que se quemen echándote previamente una máscara transparente o hidratante en la zona especificada.

–          Procura utilizar el rizador de pestañas con total moderación. En caso lo uses en exceso podrían terminar quebrándose y evitando un crecimiento progresivo de los mismos. No olvides también de mantener aseado los instrumentos que utilices en tus pestañas.

Cuidar tus uñas

Preciosa mamita, las uñas forman parte esencial de tu belleza, pero no creas que solo pintándolas de colores y estilos diferentes las estás cuidando. Para conservar su esmalte natural y, a la vez, luzcan perfectas es necesario aplicar algunos detallitos muy útiles. Por ello, deberás prepararte y seguir estos prácticos consejos para cuidar tus uñas.

–          Para protegerlas, utiliza siempre guantes al momento de lavar ropa, trastes o limpies con agua aunque pueda parecer exagerado, pero de esta manera podrás notar la diferencia de cómo crecen. Del mismo modo, puedes humectar con cremas tus uñas y cutículas tal y como lo haces con el resto de tu cuerpo, de esa manera se verán más sanas.

–          Un consejito casero que nunca falla es poder masajearla con un pedacito de algodón empapado en jugo fresco de limón, luego enjuágalas bien. Finalizando este tratamiento en las uñas de las manos y las pies, podrás verlas firmes y radiantes. Para las uñas de los piecitos considera cortarlas de forma recta mas no curva, de esta manera evitarás lesiones de la piel quemuchas veces se encarnan a la uña.

–          Otro insumo que se puede aplicar es el aceite de oliva, esto ayudará a poder verlas increíblemente brillantes. El aceite de oliva caliente también puede endurecer las uñas blandas de manos y pies, para ello debes sumergirlas en temperatura confortable por un período de entre 15 a 20 minutos.

–          Mamita, para que la sangre de tus dedos circule tan bien como siempre, puedes sumergir manos y pies en agua tibia entre 8 y 10 minutos, inmediatamente después frota cada una lenta y gradualmente. Recuerda aplicar este tip todos los días y así tus uñas estarán fuertes y sanas.

–          Después de remover el esmalte, espera un poco de tiempo para poder pintarlas del color elegido para la ocasión. De esta manera, harás que puedan respirar y recibir la luz natural, evitando volverlas amarillas y débiles.

–          Finalmente, evita fumar si tienes este hábito, la nicotina vuelve amarillas tus uñas y reseca tus cutículas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *