¿Cómo vestir a mi bebé según la estación?

Comment

Mama Primeriza


El cuerpo de tu bebé tiene poca experiencia para adaptarse a climas extremos como el frío del invierno o el calor del verano. ¡Imagínatelo! Estuvo nueve meses en tu pancita, acostumbrado a una temperatura en la que se sentía cómodo y calentito, y luego pasó al mundo exterior de un momento a otro, con un clima extraño para él, lleno de nuevas sensaciones y texturas, como su ropita. Y para ayudarlo con este proceso, es importante que sepas cómo vestirlo.

Es normal que, al ver a tu bebito tan pequeño y frágil, quieras sobreprotegerlo con todo tipo de prendas para que nada lastime su delicada piel y aquí te contaré todo sobre este importante cuidado.

Empecemos con los tips para los días más cálidos entre primavera y verano, pero si a pesar de estos consejos, tu hijo presenta irritaciones, aquí te cuento cómo tratar un sarpullido en la piel de tu bebé.

Revisa que su temperatura sea la adecuada, entre 22 °C y 24 °C está bien; si presentara un golpe de calor (cuando la temperatura sobrepasa lo normal), báñalo con agua tibia.

– Con respecto a la tela de los enterizos, politos, medias o pantalones, casi todas las ropitas para bebé están hechas de materiales naturales y el algodón es la tela perfecta, pues permite que su piel respire.

Procura que sus prendas sean un poquito holgadas para que pueda moverse con tranquilidad y la transpiración se evapore, de paso, harás que utilice la ropa por más meses, con el tiempo, te darás cuenta que los bebés van dejando las prendas por la rapidez de su crecimiento.

Si van a salir, evita hacerlo cuando el sol irradia más (entre las 12 pm y 5 pm), pero durante el resto del día, ponle un gorrito de tela y prendas que cubran sus extremidades, de preferencia, que sean de algodón delgado.

Pasando al otoño e invierno, cuando llega el viento y la temperatura baja, te servirá conocer estos consejitos:

Trata de no abrigarlo demasiado. Con un pantalón y polo de algodón, una casaca de polar, unas medias de algodón cubiertas de unas botas de lana y un gorrito de algodón, estará bien; de lo contrario, puede sudar y su ropa se mojará, haciendo que su piel esté en contacto con el frío y se resfríe. De todas maneras, es recomendable ir tomando su temperatura corporal cada cierto tiempo.

– Al bañarlo, envuélvelo por completo con una toalla con capuchita, de esta manera, evitarás que cualquier corriente de aire, por más mínima que sea, entre con contacto con su cabecita.

A la hora de dormir, vístelo con un enterizo que cubra sus extremidades y cúbrelo con una manta que lo abrigue pero que a su vez, permita su movimiento.

Algo que debes recordar, es el uso de la lana. Este material no debe estar en contacto directo con la piel de tu bebé, trata de que use prendas de algodón dentro.

Vestir a tu hijo, no debería significar un desafío cuando tienes la información necesaria, presta siempre atención a su temperatura y harás que disfrute cada estación del año.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *