Cómo limpiar los oídos de tu bebé

Comment

Mama Primeriza


Todo bebé requiere de cuidados especiales a la hora de la limpieza, su piel es mucho más sensible que la de un niño y por eso debes saber cómo limpiarlo correctamente. En el caso de los oídos, el cuidado es mayor porque es un órgano importante y muy delicado del cuerpo humano. Sin embargo, no deberás limpiarle muy seguido ya que los oídos del bebé no producen mucho cerumen.

Lo que necesitas:

  • Toallita para bebé
  • Hisopos de algodón

Es importante que sepas que el cerumen sirve para proteger los oídos de partículas extrañas como por ejemplo el polvo, así que no te preocupes en sacarlo totalmente y mucho menos intentes introducir objetos al oído de tu bebé para hacerlo, ni siquiera los hisopos.

Para comenzar con la limpieza, deberás humedecer un poco la toalla del bebé o un paño suave y limpiar su orejita, siempre con movimientos hacia afuera. Esto lo puedes realizar a la hora del baño.

Puedes usar los hisopos para limpiar el pabellón de su oreja, que es la parte externa y que se puede ver, y así eliminar cualquier resto de suciedad que pueda haber. Es importante que siempre cuides que tu bebé no mueva la cabeza porque lo podrías lastimar.

Si por alguna razón, ves que se introdujo un poco de agua al oído de tu bebé, no te empeñes en sacarla. Los vellos que posee el oído interno se encargarán de hacerlo naturalmente para no dañar el tímpano.

¡Con estos simples consejos podrás tener a tu bebé siempre sanito y limpio todos los días!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *